Tag Archives: desarrollo económico

Salida fácil: Criminalizar a los “vándalos” que sabotearon el paro

2 Sep

Frente a los recientes hechos ocurridos en la ciudad de Bogotá, relacionados con las manifestaciones iniciadas con motivo de las inconformidades y necesidades latentes y desatendidas del agro en Colombia y los hechos de vandalismo relacionados, es necesario tener en cuenta que estos “vándalos”, así denominados por nuestro presidente y nuestro alcalde, y descritos por ellos mismos como jóvenes (muchos estudiantes de colegio) quienes recibieron paga por parte de las BaCrim (Bandas Criminales), no son más que un grupo de jóvenes que manifiesta una gran carencia en nuestra sociedad, carencia de educación, carencia de oportunidades, carencia de posibilidades de soñar.

Es necesario tener en cuenta que dichos “vándalos” no son más que el producto de una situación que ya está llegando a su límite, jóvenes que en su mayoría reciben educación pública en colegios distritales, que a pesar de los esfuerzos por alcanzar indicadores de calidad, estos se han limitado a la cobertura y no a la calidad de la educación que allí se recibe, salvo unos pocos casos en los que directivos y docentes se han tomado el trabajo de garantizar la educación que sus estudiantes se merecen.

Jóvenes que aunque graduados, con un bachillerato académico o técnico, salen en busca de oportunidades de estudio, a las cuales no se puede acceder sin contar con una base económica, para lo cual debe contarse con un trabajo, así sea informal para tener cubiertas las necesidades básicas; muchas veces la vida se les pasa en cubrir sus necesidades básicas, sin que tengan cabida otras necesidades como la cultura y el estudio.

En lugar de criminalizar a estos “vándalos” que no son otra cosa que el reflejo de un problema que a nadie parece interesarle, tendríamos que entrar a revisar las causas reales de su comportamiento y qué de lo que hemos hecho los ha llevado o ha impedido que lleguen a este límite. Criminalizar a estos jóvenes es la salida fácil, reconocer los errores de la sociedad que los han llevado a ello es lo que debería hacerse, empezar por una actividad de reflexión puede desencadenar en acciones que permitan una verdadera revolución educativa, no la que se promulga como lema de campaña política, sino la que en verdad va a servirle a nuestra ciudad, a nuestro país y a nuestra región; dicho sea de paso que esta no es una situación exclusiva de Bogotá, o de Colombia.

Antes de ofrecer recompensas millonarias por la cabeza de estos jóvenes, ofrezcamos mayor inversión en educación y ampliación de oportunidades, campesinos y jóvenes coincidirán en decir: “a mí no me regale nada, lo único que yo necesito es un trabajo y con eso puedo conseguir lo que necesito” un trabajo que no es otra cosa que una oportunidad para servir en el mundo, para ser útil para otros, para utilizar sus habilidades y competencias en pro del desarrollo de su sociedad.

Imagen

Anuncios