Archivo | Otros RSS feed for this section

Salida fácil: Criminalizar a los “vándalos” que sabotearon el paro

2 Sep

Frente a los recientes hechos ocurridos en la ciudad de Bogotá, relacionados con las manifestaciones iniciadas con motivo de las inconformidades y necesidades latentes y desatendidas del agro en Colombia y los hechos de vandalismo relacionados, es necesario tener en cuenta que estos “vándalos”, así denominados por nuestro presidente y nuestro alcalde, y descritos por ellos mismos como jóvenes (muchos estudiantes de colegio) quienes recibieron paga por parte de las BaCrim (Bandas Criminales), no son más que un grupo de jóvenes que manifiesta una gran carencia en nuestra sociedad, carencia de educación, carencia de oportunidades, carencia de posibilidades de soñar.

Es necesario tener en cuenta que dichos “vándalos” no son más que el producto de una situación que ya está llegando a su límite, jóvenes que en su mayoría reciben educación pública en colegios distritales, que a pesar de los esfuerzos por alcanzar indicadores de calidad, estos se han limitado a la cobertura y no a la calidad de la educación que allí se recibe, salvo unos pocos casos en los que directivos y docentes se han tomado el trabajo de garantizar la educación que sus estudiantes se merecen.

Jóvenes que aunque graduados, con un bachillerato académico o técnico, salen en busca de oportunidades de estudio, a las cuales no se puede acceder sin contar con una base económica, para lo cual debe contarse con un trabajo, así sea informal para tener cubiertas las necesidades básicas; muchas veces la vida se les pasa en cubrir sus necesidades básicas, sin que tengan cabida otras necesidades como la cultura y el estudio.

En lugar de criminalizar a estos “vándalos” que no son otra cosa que el reflejo de un problema que a nadie parece interesarle, tendríamos que entrar a revisar las causas reales de su comportamiento y qué de lo que hemos hecho los ha llevado o ha impedido que lleguen a este límite. Criminalizar a estos jóvenes es la salida fácil, reconocer los errores de la sociedad que los han llevado a ello es lo que debería hacerse, empezar por una actividad de reflexión puede desencadenar en acciones que permitan una verdadera revolución educativa, no la que se promulga como lema de campaña política, sino la que en verdad va a servirle a nuestra ciudad, a nuestro país y a nuestra región; dicho sea de paso que esta no es una situación exclusiva de Bogotá, o de Colombia.

Antes de ofrecer recompensas millonarias por la cabeza de estos jóvenes, ofrezcamos mayor inversión en educación y ampliación de oportunidades, campesinos y jóvenes coincidirán en decir: “a mí no me regale nada, lo único que yo necesito es un trabajo y con eso puedo conseguir lo que necesito” un trabajo que no es otra cosa que una oportunidad para servir en el mundo, para ser útil para otros, para utilizar sus habilidades y competencias en pro del desarrollo de su sociedad.

Imagen

¿Dónde está mi “duende”?

24 Ago

Musas y ángeles han sido figuras usadas para dar cuenta de las fuentes de inspiración, quizá las culpables de la belleza y armonía de un artista en su obra; García Lorca en su obra Teoría y Juego del Duende expresa que hay algo más que musas y ángeles, y que hacen de una obra artística una verdadera expresión de lo inherentemente humano, lo que va más allá de musas y ángeles, del método, la técnica, la ciencia, la estética, que arrasa toda comprensión y que impulsa y hace innegable la admiración de una verdadera obra de arte, se trata de ese duende, ese misterio, esa muerte, esa oscuridad que inunda nuestros lugares inexplorados y que al manifestarse da cuenta de nuestra esencia, de lo que en verdad somos, de lo que es común a todo ser humano y que en tanto humano es fácilmente reconocible, fácilmente admirable. Al igual que nuestro cerebro suele admirar con mayor facilidad las formas elementales, líneas y formas geométricas y simétricas, colores primarios, bien expresadas en la obra de Mondrian y que son esenciales a toda obra de arte, en cuanto esenciales son indiscutiblemente hermosas y admirables.

Quisiera encontrar mi duende, mi esencia, eso que es indiscutiblemente mi propio ser, creo que aún estoy lejos de eso, pero me consuela el saber que sólo unos pocos lo han encontrado, o quizá se hayan dejado encontrar por él, o por ella, según le quieran entender. Que mi duende me encuentre.

Imagen

Algunas reglas para garantizar el uso seguro de las TIC en la infancia y la adolescencia

9 Ene

Imagen

Varios diarios digitales informaron acerca de un curioso regalo de una madre a su hijo de 13 años, un iphone no es nada del otro mundo en nuestros días, lo curioso del regalo es que si aceptaba recibirlo también debía aceptar una serie de reglas estipuladas en un contrato entre madre e hijo, estas son las reglas que allí se señalan:

  1. Es mi teléfono [de la madre]. Yo lo he comprado. He pagado por él. Yo te lo cedo. ¿No soy la mejor?
  2. Siempre sabré la contraseña.
  3. Si suena, responde. Es un teléfono. Di hola, sé educado. Nunca ignores la llamada si es de tu padre o de tu madre. Nunca la ignores.
  4. Danos el teléfono a las 19,30h si al día siguiente tienes clases, y a las 21.00h el fin de semana. Se apagará durante la noche y se volverá a encender a las 07.30h. Respeta los horarios de las otras familias, como a nosotros nos gusta que también se respete.
  5. El teléfono no irá contigo al colegio. Conversa con la gente con la que luego te mandas mensajes. Es una habilidad social.
  6. Si se te cae a la bañera, al suelo o se rompe, tú eres el responsable de pagar la reparación. Debes tener ese gasto previsto.
  7. No uses la tecnología para mentir o vacilar a nadie. No participes en conversaciones que pueden herir a otros. Sé un buen amigo o al menos aléjate de esas situaciones.
  8. No envíes mensajes, correos o contactes con gente con la que no lo harías en persona.
  9. No converses por el teléfono móvil con las personas a las que no traerías a casa.
  10. Nada de porno. Busca en internet información y compártelo conmigo. Si tienes cualquier duda pregunta a alguien. Preferiblemente a tu padre o a mí.
  11. Apágalo o ponlo en silencio cuando estés en público. Sobre todo en los restaurantes, cines o cuándo estés hablando con una persona. No eres maleducado, no dejes que un iPhone cambie eso.
  12. No envíes o recibas imágenes de las partes íntimas de nadie. No te rías. Algún día estarás tentado aunque seas muy inteligente. Es peligroso y pude arruinar tu adolescencia. Es una mala idea. El ciberespacio es más grande y poderoso que tú. Y es difícil hacer que algo desaparezca, incluida la mala reputación.
  13. No hagas fotos y vídeo de todo. No hay necesidad de documentar tu vida entera. Vive tus experiencias. Se almacenarán en tu memoria para siempre.
  14. De vez en cuando el teléfono en casa y siéntete seguro con la decisión. No es una extensión de cuerpo. Aprende a vivir sin ello.
  15. Descarga música nueva o vieja o diferente de la que escuchan millones de personas al mismo tiempo. Tu generación tiene acceso a más canciones que nunca nadie ha tenido opción antes. Disfruta la ventaja. Expande tus horizontes.
  16. Los juegos de palabras, puzles o los de entrenamiento mental son los mejores.
  17. Mantén los ojos abiertos. Mira el mundo que pasa a tu alrededor. Mira por las ventanas. Escucha a los pájaros. Da paseos. Habla con desconocidos. Pregúntate sin usar Google..
  18. Si pierdes el rumbo te quitaré el teléfono. Nos sentaremos a hablar sobre ello y empezaremos de nuevo. Tú y yo estamos siempre aprendiendo. Estoy en tu equipo y estamos juntos en esto.

En verdad sería útil si a cada regalo tecnológico que hoy en día se le hace a niños y adolescentes se le añadieran algunas de estas reglas, lo ideal sería que fueran todas, pues no sólo aseguran que se haga un buen uso de este sino que previenen riesgos comunes en estas épocas en las que lo digital rompe límites y expone a muchas personas al engaño, la extorsión, el consumo desmedido y aún más a niños y adolescentes a las redes mundiales de trata de personas que están siempre al acecho.

Cuidemos a nuestros niños y adolescentes, el uso de las TIC debe tener unos límites claramente definidos, hay que aprovecharlas pero manteniendo como principio general el cuidado a sí mismo y a los demás.

¿Qué otras reglas añadirían ustedes a esta lista?

¿Somos los seres humanos en verdad especiales en comparación con otras especies?

14 Dic

Imagen

 

El estudio de los procesos de encefalización en diferentes especies ha llevado a algunos investigadores a considerar que realmente los seres humanos no tenemos nada de especial pues nuestras capacidades cognitivo-comportamentales no distan mucho de las de otras especies, sin embargo al observar las conclusiones de Fernando Cárdenas en su presentación para la Cátedra Mercedes Rodrigo (2012) se puede concluir que aún falta mucha evidencia para sustentar esta afirmación.

En primer lugar Cárdenas (2012) presentaba datos de estudios experimentales que giraban en torno a la pregunta de cuál era el factor determinante para la capacidad cognitivo-comportamental exhibida por los humanos haciendo comparaciones inter e intra-específicas, concluyendo con estos datos que ni el tamaño del cerebro, principal órgano corporal, ni la densidad celular en el cerebro determinan las diferencias observadas en el comportamiento y la cognición social de diferentes especies.

Observando especialmente la comparación entre primates y ratones se concluye que el ser humano tiene el tamaño de cerebro que le corresponde para un primate de nuestro tamaño, hasta este punto las diferencias entre el ser humano y cualquier otro integrante de la especie de los primates parecería ser inexistente.

Sin embargo empezaron a dibujarse afirmaciones interesantes en cuanto al tamaño de nuestro cerebro al nacer, pues en otras especies este tamaño es el adecuado para que en el momento en que son expulsados por sus madres, las crías deben empezar a caminar y pueden depender en una menor medida de sus madres, lo cual no ocurre en nuestra especie. Nuestro nacimiento “prematuro” obliga a que tengamos que depender de nuestras madres para poder sobrevivir, esto conlleva la creación y fortalecimiento de vínculos no solamente con la madre de la cría sino en muchos casos con otros parientes que serán los encargados de dar a la nueva criatura las herramientas necesarias para su supervivencia en el mundo y esto garantiza la inserción del recién nacido en una sociedad y la conformación de una familia, rasgo que no es únicamente humano, pues también se observa en otras especies.

En el ser humano parecen primar aspectos de mayor dependencia y menor programación instintiva, mayor flexibilidad y modificabilidad.

Los rasgos que parecen ser exclusivamente humanos son aquellos productos de la utilización de las herramientas con las que hemos sido dotados naturalmente adicional al uso del componente creativo en cada una de nuestras actividades. El uso y fabricación de herramientas, junto con la fabricación de herramientas para la elaboración de otras herramientas parece ser compartido con otros tipos de primates y aún con miembros de otras especies como los cuervos.

Observando las características que muchos han mencionado como únicas en los seres humanos, se ha podido comprobar que, en sus formas más básicas, comportamientos como los de ensayo mental y anticipación, la mentira, la transmisión cultural, la guerra y la violencia inter e intra específica, el  lenguaje y la comunicación y el humor pueden presentarse en miembros no humanos de la especie primate así como en otras especies que distan mucho de la nuestra cuando se dispone de las contingencias necesarias para que estos comportamientos se reproduzcan.

La religión y el misticismo, el arte, la conciencia, la psicopatología, dentro de lo que se incluiría conductas como la tortura física y psicológica, el secuestro y la extorsión; el suicidio y las conductas de acoso sistemático hacia otros con la intención explícita de ocasionar daño sí parecen ser exclusivas a la condición humana.

Extrayendo un elemento común a los anteriormente observados, lo que en verdad parece ser exclusivamente humano es la creatividad, no sólo definida como la capacidad de usar los recursos disponibles con fines diferentes a los esperados, así como la voluntad para la realización de diferentes tipos de comportamientos entre los que se resaltan más los que tienen que ver con el arte, la religión y aquellos más cercanos a la psicopatología como la agresión injustificada y exagerada hacia otros.

Parece ser que es este componente de la voluntad, de la iniciativa para la realización de diversos tipos de comportamiento lo que realmente nos hace humanos, pues se ha demostrado a través de diferentes paradigmas experimentales que otros miembros no humanos de nuestra especie e incluso integrantes de otras especies tienen la capacidad de ejecutar nuestros mismos comportamientos, pero no la misma capacidad de iniciarlos sin que las condiciones estén dadas o hayan sido programadas por otros.

La voluntad sería nuestro rasgo distintivo como humanos y el que permite que esos comportamientos básicos observados en otras especies, se observen en nuestro conjunto de maneras ampliamente más sofisticadas y con la capacidad de modificarse y mejorarse.

 

Referencias

Cárdenas, F. (2012). Conferencia Encefalización y procesos humanos. Cátedra Mercedes Rodrigo: De las neuronas a la sociedad. 24 de noviembre de 2012.

Música y bienestar

29 Jul

La música como lenguaje artístico se convierte en una fuente de bienestar para niños y grandes, ya sea porque se involucran en su composición, interpretación o simplemente en su escucha.

Es por ello que para esta entrada quiero compartir una excelente puesta en escena por parte de Benjamin Zander, director de orquesta británico, miembro del Conservatorio de Nueva Inglaterra y director titular de la Orquesta Filarmónica de Boston, quien en esta oportunidad nos enseña que la música clásica, su especialidad, es para todos, pues es un lenguaje universal capaz de transmitir emociones y revivir instantes memorables en la vida de cada persona.

Para chicos y grandes, todos tenemos la posibilidad de beneficiarnos de su posibilidad expresiva:

Cuidar el medio ambiente para nuestro bienestar

20 Jul

Cuidar el medio ambiente es clave para el bienestar de cualquier persona, es por ello que en la educación de toda persona deben incluirse las claves para lograrlo.

Aquí les dejo tres claves para hacer un buen manejo de los residuos que pueden llegar a afectar de manera negativa nuestro ambiente:

  1. Reducir el gasto y el uso de materiales de manera innecesaria, aquí se incluye el uso de blosas plásticas, loza desechable y en general todo aquello que sólo sea para botar después de un primer uso. También reducir el gasto de recursos que no son facilmente recuperables como el agua. Racionalizar el uso de los recursos con los que contamos es esencial para garantizar un buen trabajo de cuidado del ambiente.
  2. Reutilizar lo que sea susceptible de ello, es necesario hacernos conscientes de que los recursos que usamos en la vida diaria tienen un límite y  por ello debemos aprovecharlos al máximo.
  3. Reciclar, haciendo una correcta selección y separación de los elementos que consideramos basura para que se les puede hacer un uso adecuado, este es el caso del papel, el plástico y la materia orgánica (la cual será usada posteriormente para hacer compostaje y apoyar la labor de cultivo).

Para lograrlo en nuestra comunidad el primer paso es comenzar a hacerlo en nuestra propia casa, también podemos unirnos con nuestra familia para que entre todos colaboremos con esta misión tan importante para nuestro bienestar y el de quienes nos rodean. Un segundo paso es hacer red con otras personas de la comunidad para que inicien esta labor en otras casas y contactar con quienes presten el servicio de recolección para que la labor de reciclaje no se pierda y continúe el proceso hasta su correspondiente reutilización.

En una próxima entrada trataré otros temas para cuidar los entornos en los que nos desenvolvemos a diario y así contribuyamos con un mejor bienestar para nosotros mismos y para quienes nos rodean.